LA IMPORTANCIA DE SU PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO 

Es uno de los síntomas más comunes y graves del anciano (especialmente en las personas mayores de 80 años) y en pacientes de enfermedades neurológicas o neurodegenerativas. Consiste en “la Dificultado imposibilidad de tragar”. A pesar de todo es una gran desconocida para cuidadores y familiares.

Cuando se produce disfagia nos encontramos con:

 

  • ALTERACIONES DELA EFICACIA; con presencia  de Deshidratación y Malnutrición

 

  • ALTERACIÓN EN LA SEGURIDAD; dando lugar a Enfermedades Respiratorias Frecuentes, Neumonías Aspirativas (generalmente en el pulmón derecho) y Atragantamientos.

 

¿Cuáles son los SIGNOS DE ALARMA que se deben tener en cuenta?

Cuando la persona está comiendo puede presentar…

–          Atragantamientos frecuentes

–          Tos. Si esta situación se produce, es conveniente fijarse con qué consistencias y en qué momento de la deglución (durante la ingesta, inmediatamente después o tras un periodo de latencia)

–          Carraspeo laríngeo

–          Sensación de alimento pegado a la garganta

–          Cambios en la voz tras la deglución

–          Regurgitación nasal

–          Largo periodo para formar el bolo

–          Múltiples degluciones (necesita tragar varias veces aunque sea un bocado pequeño)

–          Cambios en la duración de las comidas. La persona tarda mucho más que antes en comer o come de manera compulsiva.

–          Necesita varios intentos para cada trago

 

También se comienza a apreciar…

 

–          Negación a la ingesta. Asociada, generalmente, con pérdida de peso

–          Restos de comida en la boca

–          Babeo continuo

–          Aumento significativo de flemas

–          Febrícula por las tardes (37º aprox.) sin causa justificada

 

Es importante saber que hasta el 40% de las Aspiraciones son… silentes. Es decir, que aunque se están produciendo de manera repetitiva, la persona no presenta signos que nos lo indiquen.

 

PASOS A SEGUIR ANTE SOSPECHA DE PRESENCIA DE DISFAGIA

 

En primer lugar, hay que solicitar cita con el médico de atención primaria para comentarle la situación. El cual, le derivará al especialista (neumólogo, ORL, foniatra ó médico rehabilitador) que hará pruebas específicas (test de volumen-viscosidad, videoendoscopia o videofluoroscopia) para confirmar o descartar la disfagia.

 

SI EXISTE alteración de la deglución… será necesario realizar tratamiento con un logopeda y se llevarán a cabo, unas pautas específicas que se tendrán en cuenta en todas las ingestas que realice la persona afectada.

 

SI NO EXISTE alteración de la deglución… debemos continuar con la observación para evitar complicaciones.

 

Pautas para la alimentación (Generales)

 

l       Debe comer en una posición sentada vertical en un ángulo de 60 hasta 90 grados. Mantenga esta postura 30 minutos-una hora después de comer.

 

l       Conviene bajar la cabeza cuando traga; llevando la barbilla al pecho.

 

l       Las comidas y bebidas deben ser preferiblemente FRÍAS o CALIENTES. Evitando las bebidas a temperatura ambiental.

 

l       La cantidad de comida que introduzca debe ser la equivalente a una cuchara de CAFÉ/POSTRE/ SOPERA. (según le indique el profesional)

 

l       Realice una adecuada limpieza bucal antes y después de comer. No deben quedar restos de comida en la boca.

 

l       No debe comer rápidamente o consumir toda la comida si está excesivamente fatigado.

 

l       La comida no debe durar más de 30-40 minutos. Debe comer varias veces al día.

 

l       No reprima la tos. TOSA FUERTE Y TRAGUE FUERTE (esté atento de en qué circunstancias se produce).

 

l       Disminuya las distracciones, debe poner la máxima concentración mientras come evitando la televisión y conversaciones.

 

l       Si el médico le indica disfagia para líquidos y necesita espesante. TODOS los líquidos (agua, leche, caldos, zumos…) deben ser espesados hasta alcanzar la consistencia pautada (NECTAR, MIEL o PUDIN)

 

l       Debe ingerir al menos1 litrode agua diariamente (espesada si es necesario).

 

l       La comida debe tener una consistencia homogénea. No deben quedar pieles ni otro tipo de residuos.

 

Respecto a los alimentos sólidos, las 3 pautas a tener en cuenta son:

 

ü       La comida debe tener toda la misma textura, evitando mezclas (ej: sopas con fideos, potajes, arroz caldoso,…).

 

ü       Evite alimentos que desprendan líquidos (ej: frutas acuosas como el melón o la naranja).

 

ü       Evite alimentos que dejen residuos (ej: frutos secos, biscotes,…)

 

Mireia Gallego, Logopeda  Manava

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies